viernes, 12 de junio de 2015

POEMAS APÓCRIFOS (QUINCE AÑOS EN UNAS CUANTAS PÁGINAS)

Tengo entre las manos quince años, en poco más de cien páginas; números, parecen y aparentan ser sólo números: 15, 100, 1998-2013... Resulta estremecedor que en ciento veinte páginas se resuman tantos años... años de una vida que es mía: yo y mis circunstancias. 

Poemas apócrifos. Ravenswood Books Editorial
Hace dos años este poemario tuvo su primera vida, una edición que yo mismo califico de pirata, clandestina y casi no autorizada, aunque puede que no sea este el orden, pero sí el sentido. Poemas apócrifos es un poemario complejo, denso, enrevesado en ocasiones y en otras experimental. Aparecen influencias de poetas en los que ya no me reconozco (Bukowski), o apenas (Panero), y en otros que siguen habitando en mí de forma intensa (Eliot, Pound, Valente, Hugo Claus). Bien es cierto que a día de hoy no representa al 100% mi forma de hacer poesía, pero no reniego de éste ni mucho menos, al contrario, para mí es completamente necesario, unos versos en donde se aprecian etapas, momentos, lecturas y depresiones y formas de entender mi propio estilo de crear poesía, que también se ahoga en múltiples y profundas crisis; y además, como ya he afirmado, abarca un periodo de quince largos años, desde 1998 hasta 2013, 

(...) Sobrevivimos,         
no por lo que ahora          
somos,         
sino anclados         
sobre el légamo de lo que         
alguna vez fuimos.

POEMA VITAL


Tengo que resaltar la simbólica y sugerente fotografía de portada realizada por el fotógrafo Chencho Ruiz: un camino que surge desde un libro abierto (el manuscrito de La tierra baldía de T. S. Eliot) que transita por una tierra que aparenta ser yerma en la que apenas crece nada, sino mala hierba. 


De niño escuchaba el rugir del mar en una vieja y grasienta caracola,  
en la cocina de mi abuela, recién encalada y con olor a matamoscas. 
Ahora lo repito en los whiskies on the rocks de noches infames, 
al estilo «última velada de Dylan Thomas»...

ECOS ONÍRICOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario